Los cuidados dentales también pueden ser cosa de niños

By 9 mayo, 2018Blog
Pautas de salud oral para niños

Enseñar a los niños los métodos de higiene bucal apropiados es una inversión en salud que le proporcionará beneficios para toda la vida. Es importante darle un buen ejemplo, así, al cuidar tus propios dientes el niño recibirá el mensaje de que la salud bucal es algo importante. Una de las claves es convertir  la higiene dental en una tarea divertida: cepillos de dientes divertidos, cepillarse al ritmo de la música, hacerlo en familia…¡todo lo que se te ocurra! De esta forma se asocia la rutina de higiene bucal a algo lúdico y será más fácil habituarles.

Es importante resaltar la importancia del cepillado y cuidado bucal incluso en niñ@s pequeñ@s, por lo que deberemos introducir hábitos de higiene oral desde una fase muy temprana. Cuando salen los primeros dientes es conveniente limpiarlos con una gasa húmeda después de cada toma. Aunque no hayan erupcionado, si las encías permanecen con bacterias o restos de alimentos es muy probable que los dientes se vean afectados después.

Pautas para que los niños cuiden bien de su salud oral

El cepillado debe ser realizado por los padres hasta que sean capaces de cepillarse bien por sí solos. Una forma de facilitar el proceso es colocarse detrás del niño frente a un espejo inclinando su cabeza hacia atrás. Es conveniente seguir un orden para cepillar todos los dientes y por todas sus caras, sin olvidar la lengua y las encías.

  • Regla de 2×2: cepillarse al menos 2 veces al día durante 2 minutos.
  • Cepillos con cabezales pequeños.
  • Cepillarse suavemente con movimientos circulares.
  • Utilizar dentífricos con flúor indicados para los niños.
  • Enjuagarse con colutorios indicados para los más peques.
  • Enseñarles también a usar bien el hilo dental.

Para mantener una óptima salud bucodental la dieta también juega un papel clave. Conviene reducir los alimentos ricos en azúcar y limpiarse los dientes después de cada comida. En el colegio conviene que lleven su kit de higiene oral para cepillarse los dientes después de la comida. Si se le olvida o no le da tiempo, enséñale a que de postre, la mejor opción es la fruta. Además de saludable, frutas como las manzanas o las peras (entre otras) ayudan a limpiar la superficie dental y aumentan la producción de saliva.

El mejor momento para conseguir unos buenos hábitos de salud oral es durante la infancia, por lo que es muy importante comenzar en esta etapa la educación y la prevención oral para el buen establecimiento de los mismos.